LA GENTE ES MARAVILLOSA

Hola sitio. Hace tiempo que no te escribo, estoy un poco liada con cosas de familia y demás, voy a escribir más a menudo en cuanto pueda.

Este fin de semana ha sido un tanto especial. A veces pienso que en esta vida no todo es casual, que se nos pone en nuestro camino personas y situaciones para aprender a llevar a la práctica cosas que no nos atrevemos a hacer por miedo, timidez o simpre dejadez.

Estaba dándole vueltas a la idea de viajar en coche con gente desconocida, no por el hecho de conocer a gente, hoy en día conozco a bastantes personas de las que intento sacar algo en concreto, o dejar en el olvido, cuando comprendo que no tengo posibilidad de tener una buena comunicación. Yo lo intento, pero pienso que a veces es inevitable que no puedas establecer no una relación sino una comunicación con otras personas. Es como si la energía que tenemos fuese contraria, y no se pudiese de ninguna manera establecer una conversación mínima. Bueno, dejándome de tanto rollo, quería probar viajar en coche compartido para ahorrar dinero, ya que tengo que coger el tren a menudo por circunstancias  que no vienen al caso.

y por fin este fin de entre en la pagina de bla bla car y quede con una persona para ir a Valencia. Quedamos en la estación de trenes, yoo estaba en la cafetería y me llamo al movil que estaba ya alli. Un chico de unos 35 años me saludo y se presento, tras guardar la maleta,nos sentamos y comenzó el trayecto. dos horas de viaje me parecieron menos. ha sido genial, coincidimos en muchas cosas y hablamos de nuestras experiencias y actividades actuales, y fue de los más cordial y ameno. No se porque no me atreví antes a viajar compartiendo coche, todos ganamos, ellos en ahorro de gasolina, y yo en el viaje y en conocer a una persona agradable y polifacética.

Al día siguiente, a la vuelta a mi casa volví otra vez con otro conductor. Esta vez, íbamos en dos coches. Era una pareja quede conductores que hacían el trayecto de Valencia Alicante varias veces a la semana por trabajo y compartían coche con gente por este motivo.

En esta ocasión me senté de copiloto, y detrás se sentaron una chica y dos chicos jóvenes de unos 20 años. El viaje se paso volando. Esta vez era de noche, y desde el techo del coche se veían las estrellas brillar intensamente, y David, que así se llamaba el conductor no paraba de hablar de sus experiencias en este medio de transporte, y de su vida, una vida intensa de viajes y de cambios de ciudades por su trabajo, su conversación era tan amena , que no paraba de sorprenderme, aparte de tener un trato educado y extrovertido con todos los que estábamos en ese coche con el.

Cuando nos dejaron a cada uno en nuestro destino, y nos despedimos todos, me fui de allí con un a agradable sensación de bienestar, por haber tenido la experiencia de conocer a personas tan emprendedoras  y valientes, , que no se dejan acobardar ante las dificultades de hoy en día, y emprenden y exploran todas las posibilidades de vivir como quieren sin pensar en obstáculos ni miedos infundados de si pasa esto o lo otro.

Yo la verdad soy más cauta, o  quizás mas miedosa, a la hora de emprender ideas que puedo llevar a cabo , pero que luego no las llevo,, por miedos infundados a fracasar. pero este fin de he aprendido, que no hay que dejar las ideas, que de todo puedo aprender, de cuando salen las cosas mal también se aprende, de lo contrario, no haríamos nada, u no tendríamos la ocasión de saber si funcionarían o no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s